"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

jueves, 24 de noviembre de 2011

SAORIN FILMADO POR PALMERAL, EN CONJUNCION TERRENAL ARTISTICA

<SAORIN Y PALMERALEN EL ESTRADO>

<SAORIN ¡DESCHAQUETADO! DESVELANDO LOS  SECRETOS DE SU PINTURA SIN SECRETOS>

<AL  PUBLICO SE LE HIZO CORTO EL ACTO DE HORA Y MEDIA>

<UNA DE LAS AGRACIADAS CON LITOGRAFÍA DE UN CUADRO DE SAORIN>

<A NUESTRO PRESIDENTE LE TOCÓ LA PEDREA Y TAN CONTENTO>

No  voy a decir aquello de la “conjunción planetaria”, pero sí que de la colaboración entre dos artista, de la talla de SAORIN y PALMERAL,  esta noche hemos podido asistir a en nuestra sede, a un acontecimiento artístico de primera magnitud.
  El uno, realizando una de sus geniales acuarelas, y el otro filmando el laborioso proceso de ocho meses, invertidos por el maestro SAORIN,  en   su última obra de gran formato, ESCALERA HACIA LA LUZ.
   En un encuentro coloquial y distendido, entre café y café por parte de ambos, y cigarro tras cigarro por la  del maestro, PALMERAL ha entrado en la intimidad de su pulcro y ordenado estudio y nos ha mostrado su “cocina”. Lo hemos visto dibujar y tapar el dibujo con el color. Nos ha desvelado sus secretos técnicos y  hemos visto que no los hay. Solo trabajo. Incansable trabajo de ocho o nueve horas diarias durante ocho largos meses. Ya se sabe, “el genio es una larga paciencia”, y hemos visto en directo, como  el SAORIN puro nervio hablando, gesticulado y fumando,  cuando coge el pincel y el tiento,  se convierte en un paciente monje medieval, que en el silencio de su celda-estudio, pasa las horas, los días y los años, copiando esos códices miniados  del siglo XXI que son sus inconfundibles acuarelas. Pero SAORIN  no es un autómata que copia lo que su abad le impone, él planifica minuciosamente al igual que podría hacerlo un gran arquitecto para diseñar un gran edificio singular. Y sin embargo no le sale un gran edificio de la pulcra chistera con la que trabaja, le sale una obra de arte única e irrepetible por otro que no sea él. ¿Por qué? Porque  SAORIN  ha creado estilo, y solo por eso, podríamos decir que es único y genial.
   A todo ese proceso, hemos podido asistir gracias al vídeo de tres capítulos de una hora de duración, que PALMERAL al filmado con menos recurso, que los que tuvo Victor Erice cuando rodó “EL SOL DEL MENBRILO “, pero que igualmente nos ha servido para ver el método con el que trabaja y crea un artista singular, y para comprobar  que nuestro  polifacético amigo y colega, PALMERAL, se está convirtiendo, a pasos agigantados, en un estimable realizador de cortos, que recogen la vida cultural de Alicante, para el presente y para la posterioridad.
   Carlos Bermejo
Alicante, 24 de noviembre de 2011