"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

viernes, 6 de junio de 2014

CARO GUARINOS, EN LA PLEAMAR DE SU EXQUISITEZ ARTÍSTICA, NOS MOSTRÓ SUS “ANHELOS DE MAR” EN EL CASINO DE LA ZENIA

 <AL LLEGAR AL CASINO>
 <MIGUEL ÁNGEL FRANCO, DIRECTOR COMERCIAL, DURANTE SUS INGENIOSAS PALABRAS DE BIENVENIDA>
 <CARLOS BERMEJO, PRESENTANDO A LA DEBUTANTE>
 <BESO AGRADECIDO DE LA ARTISTA A SU PRESENTADOR>
 <CARO GUARINOS, A QUIEN LE SIENTAN MUY BIEN LAS GAFAS PRESTADAS, DURANTE SU ALOCUCIÓN DE AGRADECIMIENTO A LOS ASISTENTES>
 <APLAUSO PARA LAS DULCES Y BELLAS PALABRAS DE LA ARTISTA>
 <ERAMOS POCOS, PERO EN LA FOTO FALTA JULIO ESCRIBANO, QUE INMORTALIZABA EL ACTO PARA EL RECUERDO, CON SUS EXCELENTES FOTOGRAFÍAS>
 <MARTIGODI, CANTANDO UNA RANCCHERA EN HONOR DE CARO, QUE HIZO TEMBLAR AL CASINO>
 <LA MADRE DE LA ARTISTA, ANTE EL SIMBÓLICO RETRATO QUE LE HIZO SU HIJA>
<EL CUARTETO DE GUAPAS ALCOYANAS, QUE VIAJARON HASTA LA ZENIA>

 No fuimos muchos los que arribamos al acogedor puerto del Casino Mediterráneo-Orihuela costa, para asistir a la botadura de la exposición en la que, con el poético título de “ANHELOS DE MAR”, nuestra compañera de Asociación CARO GUARINOS, nos muestra veinte de sus exquisitas creaciones artísticas. Sin embargo, entre los catorce privilegiados que asistimos, no faltó nadie ni nada de lo necesario para el  acto entrañable de una inauguración.
  Allí estaba en plenitud de su actitud acogedora y amable, MIGUEL ÁNGEL FRANCO, Director Comercial de los Casinos Mediterráneos y su fiel ayudante MANOLO, para presidir el acto y darnos cordial  bienvenida en nombre de su empresa; la protagonista del acto, CARO GUARINOS, su madre y dos de sus buenas amigas alcoyanas; nuestro fotógrafo de cabecera,  JULIO ESCRIBANO; MARTIGODI con su álter ego, el mariachi que hizo temblar hasta las tragaperras del casino con la potencia de su voz; BALFRIDO y PEPA HERRERO; la omnipresente VIVIANA GETAR y su hijo el modelo;  y cerrando la dotación LOLI DE BERMEJO y su “consuerte”, que esto escribe.
 Abrió el acto de la botadura, MIGEL ANGEL, quien por estar “en familia” estuvo más cercano que nunca y entre otras cosas dijo: que era un placer inaugurar esta exposición, que se fraguó tomando un café en el casino de Alicante, al que Caro acudió bien protegida y no le pudo hacer ninguna otra proposición que la de apalabrar la exposición que hoy se inauguraba, al ver los avales con los que acudía y que se ha confirmado al ver la obra que le encanta, por lo que en vez de quedarse con  un cuadro de los pintores que exponen en el Casino, que es lo habitual, en este caso había pensado en quedarse “con todos”. Y en esta línea de inteligente y fino humor, que por desconocido para ella, alarmó a  la artista, siguió diciendo  que era broma, pero a la vez y viendo la calidad de la obra expuesta, era para él un deseo. Que aunque al acto de inauguración no acudieran los posibles compradores  y por la distancia algunos más de sus compañero de Asociación, podía estar segura que las exposiciones en esta sala eran muy visitadas, no tanto por alguno de los rusos que dicen que hay por aquí, pero si por ingleses, de los que hay censados más de dieciséis mil, y por holandeses, “que yo  te garantizo que todos ellos serán lo que vengan a ver tú  exposición”, terminó diciendo, para darle paso a CARLOS BERMEJO, quien “como entendido era quien estaba allí para hablar de su obra”
 Y Carlos, habló largo y tendido para asombro de la debutante, que en su dulce timidez, se sonrojaba a la vez que reía con lo que de ella y de su pintura, dijo el presentador:
 “Señoras y señores. Queridos amigos y compañeros de viaje a este lugar de la costa alicantina.
  Acompañar a la alcoyana CARO GUARINOS, allá donde vaya, aunque sea el lugar más enrevesado del mundo para llegar, es un placer para todos nosotros, sus compañeros de Asociación, sus familiares y sus amigos, que no podíamos dejar de gustar los que amamos el arte y la belleza. Porque  en nuestra compañera se dan en grado superlativo, esos dos alimentos placenteros: en su pintura prima la belleza artística en todos los temas que emprende,  y en ella la personificación de la belleza es más que evidente.
 Y aquí estamos para arroparla  con nuestra presencia, en este acto de inauguración de una de las pocas exposiciones individuales que, en contra de lo que sería normal, a la vista de lo que es capaz de hacer en la pintura, ha hecho a lo largo de su  vida profesional y expositiva.
   Y mira por donde, ella que es, por sí y por su arte, algo así como la sublimación del espíritu, viene hoy y aquí, a exponer en el centro del corazón de metal del reino del dinero, donde los rectores del Casino Mediterráneo- Orihuela-Costa,  han reservado este pequeño oasis espiritual para el arte, para redimir su pecado, y han puesto de guardián de sus mejores esencias a  MIGUEL ÁNGEL FRANCO, quien con sus nombres de arcángel  celestial y de artista genial, no hace de cancerbero para impedirnos salir, si no de gentil, educado y caballeroso guardián que nos invita a entrar y nos agasaja siempre que venimos.
  CARO GUARINOS,  es alcoyana  y digo eso porque el haber nacido en esa ciudad ,donde nació, reside y se conserva  la solera de la mejor pintura que se ha dado y sigue dándose en la provincia de Alicante,  es ya de por sí, algo que marca y enmarca las posibilidades de que cualquier alcoyano u alcoyana pueda devenir en pintor. Pero si además se nace en el seno (nunca mejor sitio para nacer que un seno) de una familia en la que la tradición artística le viene de padre y abuelo, está claro que CARO GUARINOS estaba abocada a ser pintora sin necesitar  que nadie se lo impusiera, e incluso sin necesitar el marco adecuado para su inicial aprendizaje, de una escuela de arte oficial, pues ella la tenía en casa y allí y a su aire, por el sentido de imitación que se da en todos los niños, fue adquiriendo los conocimientos rudimentarios para hacer sus primeros dibujos, que estoy seguro asombrarían a su padre artista y le harían caérsele la baba  a su abuelo paterno, pintor caricaturista muy apreciado en Alcoy.
  Sin embargo, cuando en la niñez y adolescencia comenzó a dar sus primeros vuelos en solitario, se posó en diversos talleres, donde recibió enseñanzas para volar más alto, de los buenos maestros que, desde que  Casanova abrió su Centro Artístico allá por el último decenio del siglo XIX, siempre los ha habido en Alcoy.
  Y ya con su bagaje natural y genético, su predisposición y su formación a salto de  mata como autodidacta cuasi integral, con sus veinte añitos y con las ganas de comerse el mundo que a esa edad se suele tener, y con la admiración de los que seguramente hubieran querido comérsela a ella y a sus ricos y exquisitos pasteles en los que se especializó, en 1983 participa en sus primera colectiva en la Galería D’Art Sella de Alcoy, y al año siguiente, realiza su primera individual en la sala de exposiciones de la UNESCO, en la misma ciudad. Desde entonces y hasta hoy, ha participado en unas veinte colectivas y ha montado diez individuales, con esta que inauguramos hoy.
 Ciertamente y como dije al principio, no ha sido muy prodiga en mostrar su obra, sin embargo eso pudiese tener la lógica explicación de que habiéndose especializado en el retrato y más concretamente en el retrato al pastel, en el que es la reina de esa técnica entre sus colegas de Alcoy, las obras pasan a poder del retratado y ella apenas tiene obra para exponer. Sin embargo, de vez en cuando se da el placer de pintar para sí, y es entonces cuando sin el corsé del retrato de encargo, realiza una serie de obras a lápiz, mixtas, al pastel y al óleo, donde despliega el prodigio de su técnica basada en un dibujo preciso y precioso, para dar alas a su poética imaginación, cargada de simbolismo realista y mágico, en la que la figura humana de mujeres y niños predominan, porque,  a que negarlo, son entre los humanos, los seres más bellos, sensibles y tiernos para ser pintados, si además, quien los pinta es mujer y bella por dentro y por fuera, como lo es CARO GUARINOS, -artista singular a la que admiramos y queremos por su cercanía exenta de divismo alguno, su bondad y dulzura, y porque además es nuestra consocia en la Asociación de Artistas Alicantinos- entonces es el “no va más” como dicen los crupier de éste casino.
 Muchas gracias y perdonar si creéis que me he alargado mucho, aunque yo crea que me he quedado corto”
   Para finalizar el  acto de la botadura, CARO GUARINOS, no rompió la clásica botella de champán contra el marco de ninguno de sus cuadros, si no que dijo unas palabras, que por su belleza y sencillez merecían quedar colgadas junto a sus cuadros:
 “Primero que nada: gracias por venir. Esta exposición está haciendo referencia al mar en su mayor parte. La razón es que desde bien niña el mar me fascinaba, y no era extraño que en muchos  de mis sueños apareciese, y de ahí el nombre de “ANHELOS DE MAR”.
  Normalmente en todas las obras hay alguna figura o parte de ella en la que está contando algo. Yo lo llamaría más que pintura  surrealista u onírica, pintura narrativa, porque en cada uno de mis trabajos estoy intentando plasmar una idea, emoción o sentimiento. Si causa en vosotros esto, alguna  emoción o sentimiento, pues me siento feliz porque eso quería conseguir.
    ¡¡¡UN ABRAZO A TODOS””
   Al finalizar sus palabras que gustaron sobremanera a todos, y antes de que el Casino corriera con el gasto de romper la botella de champán sobre el casco, a instancias de MIGUEL ÁNGEL, MARTIGODI,  en honor de CARO, no gritó aquello que cuando le gusta algo suele clamar: ¡Queremos un hijo tuyo!, si no que le cantó un ranchera que hasta paró las máquinas de “regalar dinero” (como diría MIGUEL ÁNGEL) ,enmudecieron los crupier y hasta los idolatras del dinero, por un momento sintieron que hay emociones que no se compran con dinero.
 Carlos Bermejo
La Zénia, 5 de junio de 2014

60 FOTOS DE JULIO ESCRIBANO