"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

jueves, 2 de julio de 2015

INAUGURADA EN NUESTRO CENTRO DE ARTE, LA EXPOSICIÓN “LA GEOMETRÍA DEL COLOR” DE NUESTRO COMPAÑERO JUAN ALIÓ

<NUESTRO VICEPRESIDENTE, FERNANDO MATEO, DANDO LA BIENVENIDA A LOS ASISTENTES AL ACTO DE INAUGURACIÓN>
<CARLOS BERMEJO, HACIENDO LA PRESENTACIÓN DEL ARTISTAS>
<JUAN ALIÓ, DURANTE SU ALOCUCIÓN>
<EL PÚBLICO ESCUCHA CON ATENCIÓN A LOS ORADORES>
 <por la derecha BRUNO FERNANDEZ, CARMEN ALIÓ, JORGE ALIÓ Y JOSÉ ANDRÉS AZNAR>
 <LOS HERMANOS ALIÓ, JORGE, CARMEN Y JUAN>
 <por la izquierda JOSÉ LUIS SANCHEZ,  JUAN ALIÓ, CARMEN Y JORGE ALIÓ Y CARLOS BERMEJO>

                                                <CARTEL DE LA EXPOSICIÓN>
 <por la derecha BALBINO LÓPEZ,  ALBA MUÑOZ,  JUAN ALIÓ, Y CARLOS BERMEJO>
<MARÍA LÓPEZ IGLESIAS, PRESIDENTA DE LA "FUNDACIÓN ALIÓ" Y JORGE ALIÓ, ESPOSOS>
 <NUESTRAS COMPAÑERAS SECRETARIAS, BÁBARA MARTÍN(derecha) Y LAURA GOMEZ, LOS ÁNGELES DE CARLOS>
<por la izquierda, JULIO ESCRIBANO, JUAN ALIÓ, SVELANA, ELVIRA IBAÑEZ, MARÍA AMÉRIGO, JOSÉ ALBERTO ESCOLAR, MARGARITA AZNAR Y BRUNO FERNANDEZ>

 Con no mucha asistencia para lo que es habitual, (aun asi más de setenta personas le acompañaron, pese a las vacaciones) en la tarde de hoy jueves 2 de julio, ha quedado inaugurada en nuestro CENTRO DE ARTE, la exposición en la que con el título “LA GEOMETRIA Del COLOR”, nuestro compañero JUAN ALIÓ,  nos muestra más de una treintena de sus originales obras.
 En ausencia de nuestro presidente por leve indisposición, presidió  el acto el vicepresidente FERNANDO MATEO, acompañado en el estrado por CARLOS BERMEJO,  secretario y coordinador de exposiciones, quien presentó al artista, y por  JUAN ALIÓ.
  El vicepresidente tras justificar la ausencia del presidente, dio la bienvenida a los asistentes y unas pinceladas sobre el artista y su obra, que por acertada y breves fueron muy bien recibidas por los asistentes.
  A continuación paso la palabra a CARLOS BERMEJO, quien en su extensa alocución porque el autor y su obra la merecían, dijo;
“Aunque no se deje ver mucho por su Asociación y para algunos, sea un desconocido, JUAN JOSÉ ALIÓ SANZ, es un socio  con antigüedad de más de trece años, por lo que lo podemos considerar entre los pioneros que empezamos a exponer en nuestra primera sede de García Morato. Él se estrenó con una individual en el año 2002
  Desde entonces, JUAN ALIÓ  ha recorrido un largo periplo expositivo por diversas galerías comerciales e institucionales de Barcelona, Portugal, Copenhague, Valencia, Jaén, Nueva York, Paris, Sevilla, Méjico y en el Matadero de Madrid el pasado año.
  Con esta sucinta enumeración de los lugares donde ha expuesto, pretendo que os hagáis una idea de por donde se mueve nuestro compañero y que se trata de un pintor de tan altos vuelos como para que podamos considerarlo como uno de nuestros artistas más internacionales.
 Hoy vuelve a exponer con nosotros, tras haberlo hecho por última vez  en la Sede de Maisonnave 33, en  junio de 2007.
 Con motivo de aquella exposición le hice un estudio  descriptivo de su pintura, que vale tambien para este momento, si bien, en su afán experimentador y  a ver las obras que presenta en esta exposición, he notado una sustancial evolución:
   “En el llamado  Arte Moderno, hay pintores que surgen en el panorama pictórico como paladines de la más rabiosa  modernidad, fruto de una experimentación basada en la genialidad inicial sin base alguna en el aprendizaje, que normalmente suelen ser un bluf alimentado por  galeristas y críticos de Arte a su servicio. No es este el caso de Juan José Alió Sanz, que comenzó a dibujar desde que se reconoce y a utilizar el color allá por finales de los setenta, habiendo pasado por una figuración relativizada por ciertos toques de abstracción, con los que siempre escondió su dominio del dibujo académico. Ahora, Alió se encuentra inmerso en un periodo de experimentación para el que tiene las bases técnicas de las que carecen aquellos que surgen de la nada. Sin embargo creemos que por temperamento investigador (quizás congénito a los Alió) no le va ser fácil y quizás ni siquiera lo pretenda, dejar de experimental con formas, colores y texturas, para llegar a la obra que lo definan sin necesidad de firma, característica consustancial a los pintores que han llegado a encontrar su hueco en el elenco de los “grandes”. Por el momento, Alió, “no está por la labor” y se pasea por  laberintos geométricos o redondos, donde se encuentra con damas picassianas que le hacen guiños con sus ojos cubistas entreverados; que juegan a esconderse en la abstracción de sus espacios difusos, y miran a unos cielos que definen las estaciones por las que pasamos en el tiempo.  Y mientras pasea por sus lugares imaginativos, va dejando un rastro de color vibrante y puro que a veces grita con la fuerza del fauvismo, empastado con oleo generoso en las abstracciones de sus espacios difusos y de forma liviana en sus siluetas.
   Si Alió encuentra el placer que proporciona el Arte, más en el camino que en la llegada, hará bien en seguir transitando por la experimentación imaginativa. Nosotros, que estáticos lo vemos pasar, también disfrutaremos, (disfrutamos ya) de los jalones que de sus obras vaya dejando por el camino, porque son auténticas obras del arte salidas de la mano y de la mente “nada difusa “de un inconformista que por fuerza llegara a donde se proponga, por aquello de que “el camino se hace al andar”. Y en eso está.”
 Esto decía yo de su pintura, pero ¿Qué nos dice él?
 “Quién observe con detenimiento un cuadro mío, en el fondo, me está mirando a mí mismo en lo más íntimo de mi ser” También le hemos oído repetidamente: “el exponer siempre me parece un acto en cierto modo impúdico, les muestro mi vergüenzas a todos los espectadores”
“yo pinto cuando mi consciente está invadido por mi inconsciente y a veces me resisto a dejarme vencer por aquel y me niego a crear y a pintar”
“en el fondo cuando pinto he perdido el control consciente, como diría Freud, del Súper-Yo, para dejar paso al “ello” freudiano.  La mayoría de las veces el cuadro va creándose el mismo, poco a poco. Puedo tardar semanas en concluir una obra o realizarla en una sola sesión, en el fondo, todo depende de la fuerza de mi inconsciente en ese momento.”
 Ahí queda eso, y es que estos Alió, no se conforman con mirar el mundo desde su perspectiva profesional, en la que el padre,  LUCIAN ALÍÓ PALACIOS fue maestro y prestigioso emprendedor docente;  su hijo, Jorge, reputado oftalmólogo de fama internacional y profesor universitario de la materia en la Universidad Miguel Hernandez; y  Juan José, odontólogo y profesor de ortodoncia en la Complutense. Ellos transciende de ese  mundo y se adentran en el de la investigación, la docencia y el arte: como su padre, socio nuestro, que estuvo pintando hasta que hace poco más de dos años falleció a los noventa y cuatro; Jorge del  que yo sepa, no practica la pintura, pero la fomenta como patrocinador y mecenas con su internacional premio “MIRADAS”, bienal de pintura, y Juan José cuya exposición inauguramos hoy.
  Para finalizar,  quisiera dejar constancia para aquellos que todavía opinan que la abstracción y la mancha por la mancha es el refugio de los que no saben dibujar, que JUAN ALÍO  es un pintor  que ha estado toda su vida aprendiendo a dibujar para llegar a pintar escondiendo el dibujo.
Muchas gracias”
 
 Para cerrar el acto, JUAN ALIÓ, ayudado por unos simples apuntes y por su  práctica en la docencia universitaria, nos dio una magistral lección sobre sus orígenes en la pintura, que comenzaron por el aprendizaje del dibujo,(aquí citó el párrafo final de la presentación de Carlos Bermejo) y finalizaron, si es que eso es  posible,  con lo que hace en la actualidad y que ya viene haciendo desde hace muchos años: ensayar y experimentar con el color y la mancha y el blanco y el negro, organizando su pintura por series de nombres significativos encadenados a sus pensamientos metafísicos en los que tiene mucho que ver el Súper-Yo,  freudiano para dejar paso al “ello”, como más arriba dice al hablar de su pintura: “ el cuadro se inventa solo, el artista es el instrumento de la contemplación vacía”, añade a lo ya dicho. En fin, una excelente y bien tramada pieza oratoria, en la que el artista desnudo sus postulados sobre el arte en general y sobre el suyo en particular.
 Pero antes, nos recordó sus vivencias como socio, la exposiciones que en los casi quince años que lleva asociado, entre las que destacó la primera de ellas en la sede de García Morato, con su padre  y Cernuda, y ponderó los que es y representa para el arte alicantino, la existencia de la Asociación de Artistas Alicantinos y la labor que llevan a cabo JUAN ANTONIO POBLADOR y CARLOS BERMEJO, que la han situado a la vanguardia del arte en la provincia y entre las primeras de España por el número de socios y por la calidad de sus instalaciones.
 Al terminar su disertación, el  aplauso unánime de los asistentes, fue el merecido premio a su excelente clase magistral.
 Y el acto finalizó, con el abundante y sabroso piscolabis que el artista, a sus expensas, ofreció a los asistentes; las consabidos corrillos en los que se comentaba la obra expuesta; y la fotos que ante el phfotocaal  se hicieron a la llegada, y las de grupos de amigos, familiares y compañeros con el artista, para dejar constancia de una tarde digna de recordar, para lo cual quien mejor que JULIO ESCRIBANO y FERNANDO MATEO, nuestros fotógrafos de cabecera, que solo pueden permitirse tener, nuestros compañeros socios y  quienes acuden a nuestras inauguraciones
Carlos Bermejo
Comentarista y Coordinador de exposiciones de la AAA.
Alicante, 2 de julio de 2015  



38 FOTOS DE FERNANDO MATEO
66  FOTOS DE JULIO ESCRIBANO