"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

viernes, 26 de mayo de 2017

EL MAESTRO DEL RETRATO AL PASTEL, JOSÉ MARÍA BARCELÓ IMPARTIRA UNA MASTER CLAS DE OCHO HORAS DE DURACIÓN EN EL ESTUDIO DE ANA MAS

                                                  JOSÉ MARÍA BARCELÓ

                                            ALGUNOS CUADROS DE BARCELÓ



EL MAESTRO DEL RETRATO AL PASTEL, JOSÉ MARÍA BARCELÓ IMPARTIRA UNA MASTER CLAS EN EL ESTUDIO DE ANA MAS
El sábado, 10 de junio   de mayo, en horario de mañana y tarde, nuestro querido compañero, JOSÉ MARÍA BARCELÓ, maestro indiscutible en el retrato al pastel, impartirá una clase magistral de ocho horas de duración, en el estudio de nuestra compañera Ana Mas, sito en la c/ Ángel C. Carratalá nº 3, bajo, (frente al antiguo Cuartel Militar de Benalua).
Los interesados en asistir a tan interesante y provechosa master class, que fundamentalmente consistirá en  que simultáneamente maestro y alumnos pintaran el mismo retrato (hasta un máximo de diez), pueden llamar al teléfono de Ana Mas 618 193 248.
LA RECOMIENDA: Carlos Bermejo
Alicante, 26 de mayo de 2017

                     EXTRACTO DE  UNA PRESENTACIÓN
“Y para captar la vida, nuestro artista se vale de la técnica del pastel que es la más adecuada para lograr matices y texturas. Con ella  y un estilo directo en el que, por lo general, no emplea  muchos adornos compositivos para no distraer la atención del espectador, se lanza sobre el  motivo principal de sus cuadros: personas y  personajes. Las racionales suelen ser, niños, jóvenes, adultos, viejos y hasta algún zombi resucitado por el milagro de su arte, para consuelo y por encargo de sus deudos vivos. Los irracionales, suelen ser caballos, perros, toros, gatos y otros más de la fauna terrícola.
   Y como la vida, que es su leitmotiv,  nunca está tan viva como lo está en las carnes de las muchachas en flor, JOSÉ Mª se da el gustazo, que yo le alabo, de pintarlas para sí y sin encargo. Con paciencia y precisión de relojero oriental, que algo de eso hay en él, las va modelando  hasta que, por la magia de un dibujo exacto en líneas y proporciones y un color local exquisito, van surgiendo esas carnes de blancura nacarada o  de canela y fuego, casi irreales de tanta hermosura y sensualidad, hasta el punto de tentar a uno a pellizcarlas para comprobar si son reales y dicen ¡Ay!
  No. No es pintura fotográfica, aunque se valga de la fotografía, lo que hace BARCELÓ. El realismo fotográfico es lineal y frio, transluce la imagen de papel que hay debajo. El de JOSÉ Mª exuda vida y sensualidad por los poros de la piel de sus ninfas, y como decía Goethe del eterno femenino, nos eleva hacia lo alto. Y eso, sin exagerar, hay que decir, que no es poco mérito. Sobre todo para algunos…”
Carlos Bermejo
Comentarista de Arte