"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO (Fotografía de nuestra sede)

lunes, 4 de junio de 2018

LA TERTULIA DEL JUEVES DÍA 7 DE JUNIO TRATARÁ SOBRE EL PINTOR VALENCIANO ANTONIO FILLOL GRANELL




Reseña sobre el pintor Antonio Fillol Granell, que será tema de debate en la tertulia del jueves  7 de Junio de 2018:

 Antonio Fillol nace en Valencia en 1870 y fallece en Castelnovo (Castellón en 1930), se formó en la Escuela de B.B.A.A. de San Carlos de Valencia, con Ignacio Pinazo. Fue gran admirador de Sorolla, es conocido por sus obras de carácter costumbrista y regionalista, pero sobre todo se destaca y diferencia de otros coetáneos suyos, por su marcado carácter naturalista. Considerado como el pintor más polémico y radical del naturalismo valenciano.

 Antonio Fillol, fue un pintor muy apreciado en su época, pero la Historia ha sido, como tantas veces, una vez más muy injusta con él. Su maestro Pinazo y el gran Joaquín Sorolla le han hecho mucha sombra y todavía permanece, salvo para los estudiosos del arte, injustamente olvidado y desconocido por el gran público, pese a ser un grandísimo pintor. Era un ávido lector de autores naturalistas como Emilio Zola o Balzac, fue uno de los pintores valencianos más cultos de su generación, hombre de origen humilde, que utilizó su pintura para hacer denuncia  social, de las desigualdades entre clases sociales y de los padecimientos de los más humildes y desheredados, y claro está, que esa temática, que plasmaba en sus cuadros, no eran siempre del agrado de la crítica o de los jurados (cargados de prejuicios sociales). Como ejemplo de esto último, su obra “La bestia humana”, donde se observa una prostituta llorando, mientras otra mujer, le reprende por querer  echarse atrás en el último momento, y el cliente esperando para llevar a cabo la transacción sexual. Con este cuadro, en la Exposición Nacional de 1897, ganó  la segunda medalla, pero nunca recibió la recompensa económica que llevaba aparejada el premio, “porque el jurado consideró, que el tema  que abordaba era poco noble”,  gran injusticia y felonía….

 Sus retratos eran sicológicos, también pintó paisajes de estilo impresionista. Evolucionó hacia el modernismo, haciéndose  más patente en su paleta, los azules, malvas y amarillos tiñendo sus composiciones, adaptando un aire más poético y melancólico.

 Nunca llegó a desarrollar del todo su potencial vanguardista.

 A pesar de todo, Fillol tuvo su clientela, entre ellos, varios críticos  de pintura y sobre todo un mecenas, el rico industrial valenciano Francisco Pastor, habitual participante en las tertulias republicanas de la época.

 En resumen, un interesantísimo pintor, digno de ser comentado y reivindicado en nuestra tertulia de arte.

 Pedro Ortiz



                                                                      AUTORETRATO
                                                                 


                                                   
                                                                LA BESTIA HUMANA

                                                                    LA GLORIA DEL PUEBLO