"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

jueves, 9 de abril de 2015

ARTEMISIA GENTILESCHI, PINTORA BARROCA Y MUJER ADELANTADA A SU TIEMPO, UNANIMEMENTE APROBADA EN LA TERTULIA DE LOS JUEVES












  Con no mucha asistencia de habituales contertulios  y el refuerzo de un grupo de interesados en la pintura que visitaban la exposición “60 ARTISTAS ALICANTINOS-SALÓN DE PRIMAVERA 2015”  y  fueron invitados a sentarse con nosotros y participar, en LA TERTULIA DE LOS JUEVES de hoy en NUESTRO CENTRO DE  ARTE,  hemos tratado sobre  ARTEMISIA GENTILESCHI, pintora del barroco italiano influenciada por Caravaggio, de quien su padre, pintor, fue discípulo. Ella, llevo una accidentada vida en todos los sentidos: Violada a los dieciocho años por un pintor del taller de su padre, tuvo que pasar por el calvario de la justicia italiana de su tiempo, que no le hizo justicia y que por poco la declaran a ella culpable. El violador prometió casarse con ella, pero las promesas no las cumplió, pues en el interregno de la investigación se casó con otra, y fue entonces cuando comenzaron sus problemas judiciales; la torturó el tribunal inquisicional, mediante humillante reconocimientos ginecológicos y  “con un instrumento que apretaba progresivamente cuerdas en torno a los dedos-tortura particularmente cruel para un pintor. De esta manera pretendían verificar la veracidad de sus acusaciones, pues se creía que si una persona dice lo mismo bajo tortura que sin ella, la historia debe ser cierta”. El violador fue condenado a un año de prisión y exiliado de los Estados Pontificios. A raíz de este drama juvenil, su pintura, en  la que ya despuntaba, se hizo más oscura y trágica y en su famoso cuadro “Judit decapitando a Holofernes” se quiso ver una escena de venganza y hay quien dice que  la cabeza cortada de Holofernes, es un retrato de su violador.
 Y ya, a ese tenor, su vida está llena de éxitos como pintora y de discrepancias con los hombres que ella soslayo, con divorcios y abandonos, y cierta libertad de costumbres para su época, que ha sido motivo de libros y películas sobre su vida.
   Aparte de las historias de este cariz que siempre resultan de interés para el cotilleo,  en la tertulia hubo unanimidad, que solo se da cuando se trata de  los grandes maestros de la pintura, en que Artemisa fue una coravaggiana que  no desmerece en nada de maestro que la influenció, y  que en algunas obras, llegó a superarlo por la frescura en la mancha, en el colorido y hasta en el dibujo.
 El jueves día 30 de abril, se reanudaran las tertulias, con el pintor alemán DURERO.
 Carlos Bermejo
Comentarista de Arte de  la AAA

Alicante, 9 de abril de 2015


                                                   DURERO (autorretrato)