"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

martes, 3 de mayo de 2016

CON EL TÍTULO "LA MIRADA PROFUNDA" NUESTRO COMPAÑERO JOSÉ ANDRÉS AZNAR, ARTISTA-ARTESANO DE EXTRAORDINARIA CALIDAD, EXPONE EN LA BIBLIOTECA MUNICIPAL DE EL CAMPELLO


<JUAN ANTONIO URBANO, PRESENTANDO AL ARTISTA>

 <JOSÉ ANDRÉS, DURANTE SU ALOCUCIÓN>
 <EL PISCOLABIS>
 <GRUPO DE AMIGOS Y COMPAÑEROS QUE ASISTIERON A LA INAUGURACIÓN>
 <EL ARTISTA RODEADO DE COMPAÑEROS DE ASOCIACIÓN>

 <OTRO GRUPO DE AMIGOS Y COMPAÑEROS>
<EL ARTISTA, CON JOSÉ PALAO, ANA HIDALGO Y JULIO ESCRIBANO>



                                                      LA MIRADA PROFUNDA” 
                                              José Andrés Aznar Verdú

Señoras, señores: amigos todos. Buenas tardes.
Nos hemos reunido en esta localidad de origen pescador y agricultor, hoy turística, que es Campello, El Campello, lugar de límpida mirada para acompañar y para disfrutar de la obra expuesta de un artista innovador e inconformista, que desea tener las manos activas para poder transmitir todas las sensaciones que bullen en su cabeza y en su corazón.
Me siento muy honrado con la invitación que me hizo José Andrés para presentar este evento, pues considero a José Andrés un gran artista. Para mí, esto, ha supuesto un reto, pues no soy ni un experto, ni un entendido en artes plásticas, sólo un humilde degustador de lo que creo bello, y si acaso, un pequeño equilibrista de la palabra. Así que, agradezco a mi amigo José Andrés esta deferencia.
José Andrés Aznar Verdú nace en la ciudad de Alicante en 1947. Interesado por el dibujo, la pintura y la arqueología desde muy temprana edad, su padre decide matricularle en la Escuela Sindical de Bellas Artes de Alicante en el año 1963. José Andrés es un joven inquieto e interesado en aprender todas aquellas técnicas que sus profesores, y más tarde, sus maestros ponen al alcance de su inteligencia artística y de sus hábiles manos.
Aprende el modelado del barro, la talla de la madera, el marfil. El dorado con pan de oro, el policromado, el estofado, la técnica de la imaginería y también la fundición en bronce y otros metales. Además aprende a trabajar y dominar la piedra y conoce las técnicas de la cerámica, el torno, los esmaltes vidriados cerámicos y la cocción, y tantas y tantas disciplinas y técnicas, que sería extenso relatar aquí.
José Andrés, también ha trabajado en el sector del juguete con gran éxito ¾tanto a nivel nacional como internacional¾. Entre los lugares en que aportó sus conocimientos y bien hacer podemos destacar Empresas Nacionales Famosa s.a. y un sinfín de empresas más en España, Francia, EEUU, Hong Kong, Holanda y Alemania. Sus diseños se han expuesto anualmente en las más importantes y prestigiosas ferias y palacios de congresos de todo el mundo.
Tras cuarenta años de dedicación exclusiva al diseño y realización de modelos de muñecas y juguetes, y siendo conocido internacionalmente en este sector, cree que ha llegado el momento de iniciar una nueva etapa artística más libre y personal. Esta etapa es en la que se encuentra enclavado en la actualidad, en el hoy, en esta magnífica exposición cuyo título: “La mirada profunda”, La mirada es la expresión del corazón, que hoy vamos a disfrutar.
La mirada es la expresión del corazón cuando transmite sentimientos, emociones, amor, amor por la obra bien acabada. Pero, si la mirada es profunda, viene de lo más hondo del alma, arranca de la filosofía de vida, del ente creador, de quien escruta los tiempos del mundo para darles forma y expresión. Y, si la mirada profunda, atraviesa el tamiz del corazón, en ese punto, el espacio-tiempo se queda bloqueado, las pausas del aliento balbucean y el arte se diluye como mantequilla en fuego, y en ese paréntesis en que el arte parece desvanecido, es cuando surgen las chispas de la genialidad para arrancar los corazones de cuajo, para asir las almas ante la nueva belleza transmitida por el creador y observada por el espectador. Así es la obra creada y transmitida por José Andrés. Conexión íntima entre el amor y la esencia de la vida; es sentimiento y filosofía. José Andrés es capaz de transmitir todas estas sensaciones a través del mundo abstracto que crea con estas esculturas de ricas figuras que se van alimentando en sus propias formas y en el regalo de sus vivos colores elaborado todo ello con una técnica exquisita de complicada realización, mostrándonos que los bajorrelieves no son expresión artística de otros tiempos, sino que tienen auténtica vigencia en pleno siglo XXI.
José Andrés Aznar, de forma muy original, crea una cálida atmósfera que transmite en su obra, de la cual, un neófito como yo, sólo puede destacar sus impresiones y su propia lectura, huyendo de tecnicismos. Entre su creativa obra llena de imaginación se puede leer la sensibilidad de José Andrés acariciando cada una de las composiciones en el proceso de transformación de la idea o de la sensación interior a la obra materializada, un proceso de artesanía pura. Riqueza de formas, regalo de matices, variedad de materiales cada uno con su técnica y oficio. No me puedo quedar indiferente ante esta armonía de colores o la sobriedad de los barnices que dan vida a las formas que se entrelazan y conviven para formar un universo nuevo, sugerente. Estas realidades, fruto del artista, parecen unir las culturas del pasado de los tiempos con la necesidad de experimentar sabores nuevos, y José Andrés ha sabido lograrlo: fusión de tiempos y de culturas, de sentimientos y filosofía íntima, de alma y corazón. Ese poder de amalgama sólo tiene una palabra: Arte. 
José Andrés, amigo, ¡Enhorabuena por tu trabajo y por tu obra!
                                  Felicidades por esta magnífica exposición.

                                       Juan Antonio Urbano Cardona
                                                  Poeta y escritor