"CENTRO DE ARTE DE LA AAA

"CENTRO DE ARTE DE LA AAA
NUESTROS ARTISTAS:JULIO ESCRIBANO(fotografía de nuestra sede)

jueves, 20 de octubre de 2016

“LUJAN ANTOLÓGICA 50 AÑOS” UN MERECIDO RECONOCIMIENTO DE NUESTRA DIPUTACIÓN A UN GRAN PINTOR VOCACIONAL Y PROFESIONAL

 <CESAR AUGUSTO ASENSI, VICEPRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN, CON VICENTE LUJÁN>
 <CESAR AUGUSTO APLAUDE LAS PALABRAS DE UN EMOCIONADO LUJÁN>
 <NO MUCHOS PERO FIELES AMIGOS ESTUVIMOS ACOMPAÑANDO AL ARTISTA>
 <OTRO ASPECTO DE LOS ASISTENTES AL ACTO DE INAUGURACIÓN>
 <FOTO DE FAMILIA>
 <Y AQUÍ, YA ESTÁ EL QUE SE MUEVE: FERNANDO MATEO NUESTRO VICE-FOTÓGRAFO>
 <LUJÁN Y FAMILIA. ¡BUENA GENTE!
 <Y AUNQUE SE LE OLVIDÓ CITARLO, ALLÍ ESTUVO CON ÉL, FERNANDO MATEO>
 <EL ESTANQUE DE VILLAELENA Y QUIEN COMPRÓ LA OBRA Y SE LA REGALÓ A SU  CUÑADA, LOLA BERMEJO ¡QUE´GRAN REGALO!>
 <LUJÁN CON LA TÉCNICO DE CULTURA,  NANCY SAEZ>
 <VISTA DE UNA DE LAS SALAS DONDE SE EXPONEN LAS OBRAS>
 <SALA PRINCIPAL  O LA ROTONDA>
<LUJÁN ENTUSIASMADO CON EL MONTAJE DE LA EXPOSICIÓN>

  En la mañana de hoy jueves veinte de octubre de dos mil dieciséis, hemos asistido en la Sala de Exposiciones del Palacio Provincial de la Diputación de Alicante, a la inauguración de la exposición “LUJAN ANTOLÓGICA 50 AÑOS”,  con la que se hace justicia a uno de los más completos pintores con los que cuenta nuestra Asociación de Artistas Alicantinos.
 Y de ello ha dejado constancia el vicepresidente  segundo y diputado de Cultura y Educación, CESAR AUGUSTO ASENSIO, quien presidia y abrió  el acto, y  ha desgranado haciendo gala de su prodigiosa memoria, la semblanza completa de un pintor de inigualable currículum entre nosotros y de una trayectoria pictórica en la que ha tocado todas las técnica y temas de la pintura, basado en un aprendizaje académico del dibujo que impregna toda su obra, en la que ha reflejado nuestra tierra como alicantino de adopción,: sus paisajes, lugares y personajes variados, realizados en diferentes momentos de su carrera, que muestran las diversa tendencias y concepciones de su pintura durante estas cincuenta años. Así encontramos pinceladas impresionistas, trazos expresionistas, composiciones geométricas, como fruto de la exploración artística que ha desarrollado en su aventura como creador. En fin, una vida dedicada al arte a la que podemos asomarnos gracias a esta muestra única, que con orgullo acogemos en nuestro Palacio Provincial.
 Tras las palabras del diputado, un LUJAN emocionado agradeció a los rectores de la Diputación en general y a su diputado de Cultura en particular, el haberle proporcionado la oportunidad de festejar con esta antológica sus cincuenta años con la pintura y por su presentación laudatoria que entendía era producto del afecto hacia su persona que era mutuo, pues se consideraba su amigo, y también por su dedicación a la cultura y al arte en general. Luego agradeció a su familia el apoyo a su vida de pintor, y para esta exposición , a sus dos hijas, sin las cuales no le hubiese sido posible preparar por sí solo. Luego citó a la presidente del Ateneo de Alicante y a sus compañeros de la Asociación de Artistas Alicantinos, que habían venido a acompañarle en la inauguración pese a la hora intempestiva y el día desapacible, teniendo un especial reconocimiento hacia el secretario de la Asociación que desde aquí agradezco. Luego cito a quien le  hubiese gustado contar con su presencia, su amigo el Académico de la Real de Cultura Valenciana, Joaquín Santo Matas, que le fue imposible asistir pero que estaba presente en el texto del excelente catalogo que para la ocasión había editado la Diputación.  Finalizó, agradeciendo, una vez más, a los que aun siendo día laborable, hora intempestiva y un día desapacible, hicieron el esfuerzo de acompañarle.
  Tras finalizar sus palabras, el diputado invitó a los asistente a contemplar la obra, como él lo iba a hacer con el artista para que se la fuera comentando.
 Y fue entonces cuando se repartió el catálogo editado y comenzó el ritual de dejar constancia gráfica del acontecimiento, para lo cual allí estaba nuestro vicepresidente-fotógrafo FERNANDO MATEO, quien con su habitual paciencia para acceder a la demanda de quienes lo reclamaban, fotografió a diestro y siniestro a todos los que así lo hicieron y  de motu proprio a las obras y al ambiente de la sala.

                               FUERA DEL CONTEXTO INAUGURAL
 (Aquí trascribo la presentación gestada a petición  LUJAN, a la que “el protocolo” puso veto, pero quiero que sea mi homenaje a un amigo entrañable)  
   Señoras y señores. Señor diputado. Amigos y compañeros.
 Hoy es un gran día para nuestro amigo y compañero, VICENTE LUJAN, pero tambien para todos los que admiramos su obra pictórica y recocemos en él la de un maestro en el arte de la pintura y del dibujo, al que por fin se le hace justicia con esta antológica que no es “post mortem” como suele ser costumbre,  porque afortunadamente sigue vivo y coleando, pintando, y enseñando y exponiendo como ha hecho a lo largo de su fructífera vida artística y expositiva, que no voy a reseñar para no aburrir.
 Lujan es valenciano de nacimiento, alicantino de adopción y afincado entre nosotros desde el 75. Su formación la llevo a cabo en la ciudad del Turia, iniciando estudios en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos y posteriormente en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos, la misma en la que muchos años antes se había formado académicamente hablando, su paisano Sorolla.
 Por razones obvias,  Vicente respira por todos sus poros pictóricos, su formación academicista, y esto que a veces se deja caer como un desdoro para la frescura de una obra, para muchos de  los que no hemos tenido la suerte o la oportunidad de formarnos académicamente, es motivo de sana envidia. El haber sido alumno de Genaro Lahuerta, Joaquín Michavilla o Francisco Lozano, entre otros, indudablemente marca y se deja ver en su obra que a veces  denota el aire inconfundible de aquellos maestros que más influyeron en su formación. Sin embargo, nuestro Visent, se ha  ido desprendido en parte del “abrazo del oso” que a otros deja para siempre en simples imitadores (recuérdese a los  sorollistas) y  ha logrado que los “lujanes” se distingan a siete leguas,  signo inconfundible de la personalidad de un pintor. Es decir, que Lujan tiene estilo propio y no necesita firmar sus obras para ser reconocidas. Eso es algo que solo se puede decir  de muy pocos artista en el panorama pictórico alicantino y de la Comunidad Valenciana. Sus jardines lacustres, impresionaran al que los contemple por primera vez. Los verdes quebrados de las hojas de los nenúfares y las aguas estancadas, en las que reverberan los azules del cielo reflejado, y las siluetas de los elegantes cipreses mecidos por la brisa, que se asoman  al opaco espejo de las aguas ”verde vejiga-negro-azul” del fondo del estanque, tienen el sello propio y único del estilo LUJAN: sobrio, elegante y sin concesiones al rojo complementario, que cualquier pintor hubiera caído en la tentación de añadir, porque las flores estaban allí, abiertas para él. Pero si las hubiera reflejado en el cuadro, quizá  ya no sería “un LUJAN”.
 Como vemos en esta antológica, Lujan puede enfrentarse con éxito a todos los temas y técnicas, pero creemos que se encuentra más en los paisajes al óleo desnudo de huella humana; en la reciedumbre de los troncos retorcidos del paisaje castellano o extremeño; en la  geometría urbana  y los bodegones un tanto cubistas, con influencias y acentos de abstracción figurativa  del precursor  Cézanne y de sus seguidores  Juan Gris y Braque  En fin, estos y algunos más  como la figura y el retrato son “sus temas” más queridos.
  Pero en contra de lo que pudiera parecer, no es su temática lo que más contribuye a identificar el estilo “Lujan”. En mi opinión, es el color, su color, la característica principal de su pintura. Verdes sobriamente quebrados: azules neutros; marrones sabiamente enrojecidos o ennegrecidos; blancos avioletados y ocres oscuros, conforman el color “Lujan”  fruto de su personalidad  reflexiva y un tanto tímida, diría yo, que huye como del diablo de la nota contrastada de color. Nota que si algún día llegara a dar “ya no sería mi Lujan”, me lo abrían cambiado y queda la duda si  para mejor.
 Y finalizo diciendo lo que tengo que decir: que ha tenido que ser nuestra Diputación, la Dipu de los pueblos como dice su eslogan, la que le ha hecho justicia a este gran pintor, ofreciéndole el majestuoso Palacio Provincial para esta antológica que es  el compendio de cincuenta años de trabajo creativo de un pintor que estoy seguro que pasara, (espero y deseo que sea bien tarde), a la historia de la pintura alicantina y valenciana de la que en vida es ya figura prominente.
Carlos Bermejo
A su amigo Visent
Alicante, 20 de octubre de 2016

50 FOTOS DE FERNANDO MATEO